BAENA – CORDOBA

A  62 km de la ciudad de Córdoba se encuentra Baena. La población se asienta sobre las laderas de un cerro, formando un conjunto urbano de calles sinuosas y estrechas, salpicado de viviendas tradicionales y casas señoriales. A su alrededor, un paisaje de olivos y cosechas de cereales.

El casco antiguo de la ciudad está situado en la parte alta del cerro. Nuestra primera visita será a la Plaza de la Constitución un espacio con mucho encanto.

Nada más desembocar en la espaciosa plaza, tras remontar desde el Llano las calles Juan Rabadán y Mesones, lo primero que nos va a llamar la atención,  es la Casa del Monte, en la vertiente izquierda, que recibe este nombre porque fue construida, en 1774, con cargo al caudal del Monte Horquera (paraje perteneciente al común de vecinos, donde surgiría Nueva Carteya) con destino a diversos servicios públicos, como escuelas, comercios, cuartel y otros usos. Su porticada planta baja y las dos superiores, con balcones, nos recordarán la Corredera cordobesa. La monótona pero armoniosa sucesión de balcones la interrumpe en el centro una vistosa hornacina con decoración rococó, que acogió originalmente un cuadro de la Divina Pastora, del pintor baenense Diego Monroy, y hoy un mural de azulejos que efigia al Corazón de Jesús.

casa-monte

Contigua a la Casa del Monte y presidiendo la plaza se alza la fachada posmoderna del ayuntamiento, proyectada por el arquitecto Juan Cuenca en los años ochenta. Tras su aparente sobriedad, el edificio aporta con lenguaje actual una dicción barroca, como se aprecia en el gran arco que se abre en el centro de la fachada, integrador de portada y balcón.

En la cima del cerro, despunta la torre barroca de Santa María la Mayor, un templo que hasta hace pocos años soportó, como una vergüenza, las graves heridas de la guerra civil.

Iglesia Santa María la Mayor

Para llegar a ella lo haremos remontando la calle dedicada a Santo Domingo de Henares y girando a la izquierda por Arco de la Villa se desemboca en la plaza del Ángel (con su San Rafael sobre modesta columna), dominada por la airosa torre del templo, tras cuyos rasgos barrocos se alza un templo gótico-renacentista, como adelanta la portada que se abre a sus pies. El interior de tres naves, separadas por soberbias arquerías apuntadas, ha recuperado su remota grandeza. El desnudo frente de la capilla mayor, en cuya amplitud se pierde la gótica imagen de la Virgen de la Antigua sobre una repisa, contrasta con las delicias platerescas de los retablos de yeso y con la artística reja del presbiterio, ahora instalada a los pies. Nos asombrarán, por lo novedosas, las bóvedas de arista revestidas de madera.

Aunque la recuperada iglesia mayor es la joya de este espacio con encanto que se extiende en la meseta superior del cerro, no está sola. Nosotros  debemos asomarnos a la falda de su fachada, donde se escalonan las calles de la antigua Almedina, un barrio que el ayuntamiento va recuperando sin traicionar su urbanismo bajomedieval. Algunas de las modestas casas ostentan blasones evocadores de pasadas grandezas. Al final de la calle de Arriba (con casas en un solo lado, pues el otro es un mirador sobre los cerros olivareros, a cuyos pies serpentea el arroyo Marbella) surge el Arco Oscuro, un restaurado torreón del recinto amurallado musulmán, con puerta en recodo, tan característica del periodo almohade.

Al avanzar por el evocador callejón Arco de la Villa, sale enseguida al paso, tras una portada neoclásica, un patio ajardinado. Nada más observar el pórtico y las ventanas protegidas por celosías que recorren la planta alta, comprenderemos que nos encontramos ante el patio de un convento, cuyo místico recogimiento completan cipreses y naranjos en alternancia con floridos rosales y trepadoras glicinias. Se respira aquí beatífica paz y reina el silencio, subrayado por cantos de pájaros y el tañido de una campana. Poco más adelante atraviesa la calle un arco blanco recorrido por una galería-mirador, igualmente protegida por pudorosas celosías.

arco-de-la-villa_

Desemboca el breve callejón en la plaza del Palacio, a la que se asoma la fachada de la iglesia conventual, protegida por una verja y un jardín. El viajero aficionado al arte enseguida fijará su atención en la bella portada gótico-renacentista coronada por un relieve de la Anunciación y los escudos de Diego Fernández de Córdoba, fundador del cenobio en 1510. Pero si tiene oportunidad de penetrar en el templo le fascinará su recogimiento interior, dominado por la concha poblada de esculturas y el retablo mayor, de mármol y bronce, con pinturas del taller de Bassano, que transporta a la Italia del Renacimiento, donde fue realizado.

Delante de la iglesia conventual se extiende la espaciosa plaza del Palacio, recuperada para celebraciones al aire libre, cuyo fondo recorre la reconstruida muralla del antiguo castillo; contrasta con ella una portada neobarroca de piedra blanca, tras la que espera el viajero encontrar una instalación cultural, pero sufre una pequeña desilusión, pues no hay más que un modesto bar, que saca sus veladores a la explanada. Sí es un privilegio tomar una cerveza en semejante lugar, que infunde cierta emoción histórica, a poco que el viajero sepa que el castillo fue construido por el emir Abdullah en 890, que fue tomado un año más tarde por el caudillo rebelde Omar Ben Hafsum, que fue conquistado por Fernando III en 1242, que hospedó a los Reyes Católicos en 1485, y que sirvió de prisión a Boabdil y al futuro Gran Capitán.

A la excursión para conocer Baena puede ser parte de un circuito turístico que sea de un fin de semana para conocer la provincia de Córdoba.  Acompaño a los grupos que salgan desde la provincia de Almería, Murcia, Alicante o otras provincias siempre se incluya el desplazamiento. Podéis contactar conmigo pinchando aquí.

Anuncios

Acerca de José Antonio Alías

José Antonio Alías Guía Turístico Oficial de Andalucía con el número 1249 y Guía Turístico Oficial de Canarias con el número 3478, por lo que puede realizar su trabajo en todo el territorio Nacional. Actualmente realiza sus servicios de guía, los fines de semana y días de fiesta en: Toda la provincia de Almería, con visitas guiadas a cualquier pueblo de la provincia. Así como participa en excursiones y circuitos para cualquier parte del territorio Nacional. Ha participado entre otras en las siguientes excursiones: Nacimiento del río Mundo, con visitas entre otras a las localidades de Letur, Aýna, Riópar. (Albacete) Santuario de la virgen del Saliente, con visita Albox. (Almería) Alpujarra (Lanjarón, Pampaneria y Capileria) y ciudad de Granada. Alpujarra Almeriense. (Almería) Desierto de Tabernas. (Almería) Parque Natural Cabo de Gata Níjar, con visitas a las localidades de Níjar, San José, Las Negras, Huebro. (Almería) Sorbas y Uleila de Campo. (Almería) Parque Natural de los Vélez, con visitas a Vélez Rubio, María, Vélez Blanco. (Almería) Levante Almeriense. (Mojácar, Cuevas del Almanzora y Vera) Santuario de la Virgen de la Cabeza, con visita a la localidad de Andújar…… (Jaén) Granada, con visita a la Alhambra, Catedral, y sierra Nevada. (Granada) Lorca, (Murcia) Águilas (Murcia) Ciudad de Murcia. Tiene también rutas mineras de carácter senderista. Donde explica el patrimonio histórico y natural de la zona por la que se realiza el sendero. Ejemplo: Barranco Jaroso-Máquina de Vapor, pico Tenerife. (Cuevas del Almanzora, Almería) Ha tenido el gran honor de actuar como guía acompañante en los algunos circuitos como: Destino Madrid, (Con Visita Catedral Almudena, Palacio Real, Museo del Padro, Museo Reina Sofía). Con extensión visita a los Reales Sitios de Aranjuez. Burgos, con visita a una bodega de vino. Pueblos Blancos de Andalucía, provincia de Cádiz. Andalucía (Granada, Málaga, Sevilla, Cádiz) Andalucía (Granada, Jaén, Córdoba, Sevilla) Andalucia Costa del Sol (Malaga, Marbella, Fuengilora, Frigiliana.....) Poco a poco va realizando más servicios de guía y muchas otras actividades.
Esta entrada fue publicada en EXCURSIONES POR ANDALUCIA. Guarda el enlace permanente.