EXCURSIONES POR ALMERÍA – TÍJOLA

Una nueva propuesta para una excursión es visitar la población de Tíjola. Es un pueblo situado a 689 m. de altitud al norte de la provincia, en el Valle del Almanzora, entre los pueblos de Olula del Río y Serón. Sus principales atractivos turísticos son la plaza Mayor, donde se encuentra el Ayuntamiento, y la piscina natural de Cela que está en las afueras. Sus habitantes se denominan Tijoleños o Tijolenses.

Tijola Panoramica_edited

Paseando por sus calles nos vamos a encontrar con un pueblo muy acogedor y con un ambiente muy agradable. En Tíjola existen dos centros de interés religioso, que son la Iglesia Parroquial de Santa María y la Ermita Santuario de la Virgen del Socorro, patrona de la ciudad. La Iglesia Parroquial de Santa María, según el Padre Tapia, se promueve en la década de 1640 a 1650; en el siglo XVI la parroquia originaria estuvo en la Ermita de San Cayetano; y con anterioridad se cree que fue una antigua mezquita árabe. Arquitectónicamente presenta una fachada principal de carácter renacentista, aunque el tímpano entronca con el Barroco. Destaca la fachada lateral llamada de “los Perdones”. Ambas portadas presentan escudos; uno del obispo promotor de la iglesia: el obispo Portocarrero; y el otro, pertenece a los blasones del señorío del Marqués de Villena.

La Ermita-Santuario de la Virgen del Socorro, patrona de la ciudad, es el segundo templo en importancia y amplitud. Los primeros datos sobre la misma se fechan en 1650.

Tiene planta de cruz romana; la fachada, cubierta exterior, torre y cimborrio tiene reminiscencias mudéjares. Su interior es de estilo renacentista simple y tardío. Sencillo retablo de madera de pino, con columnas revestidas de cartón. Tiene cubierta exterior a dos aguas y en conjunto presenta una bonita estampa, con estupenda situación urbana.

También existen los restos del antiguo castillo de Tíjola la vieja. Que puede ser un lugar interesante para visitar y conocer su historia.

Ya que estamos en esta población podemos hacer también un pequeño recorrido, un sendero.  Partimos desde la ermita de El Salvador, descendiendo un poco por el camino que conduce al río; aquí podemos tomar dos caminos, seguir al lado de la acequia (esta queda a la izquierda) o descender hasta el curso del río y ascender por él salteando el curso del agua. Si es verano, recomiendo el curso del río porque podemos andar sin dificultad, es muy fresquito, y encontraremos los zarzales repletos de moras. Si queremos llegar rápido al antiguo molino, junto al puente-pozo que hace unos años abastecía de agua potable a Tíjola, es aconsejable tomar el camino de la acequia; eso sí, cuidado dónde ponemos el píe, bueno, si somos sinceros, este consejo va a ser una constante en toda nuestra excursión.

Cuando vamos llegando al antiguo molino ya nos adentramos en el impresionante cañón, que en algunos de sus puntos más altos alcanza los 80 mts., es un buen momento para descansar un poquito, tomar un traguito de agua (que llevaremos en nuestra cantimplora), o un poco de fruta. En el silencio podremos oír el arrullo del agua que produce un pequeño eco en las rocas que nos vigilan desde arriba.

Es triste que el molino esté así de derruido, porque la acequia que conduce el agua hasta allí se mantiene erguida y podría abastecer hoy a aquél de agua para funcionar y mostrarnos cómo eran estos ingenios industriales que molían el grano, e incluso producían la electricidad en los años de la posguerra. Cuentan que, en eso duros años, los kilowatios que producía este pequeño molino-generador no eran suficientes para el pueblo y se producían cortes frecuentes de suministro, sobre todo en las fiestas locales cuando conectaban cuatro bombillas de más.

En la pared frente al molino se pueden apreciar las marcas del agua dejadas por el río conforme se ha ido hundiendo en su propio lecho al erosionar el fondo.

En todo el recorrido nos encontraremos con pequeñas pozas donde poder bañarnos, si no somos escrupulosos, porque debemos saber que la corriente de agua porta las aguas residuales tanto de Bacares como de Bayarque.

Tijola en la distancia

Si al remontar el curso del río, éste llevara mucho caudal por ser una estación húmeda (por desgracia este año no se da el caso) podemos subir a la acequia y caminar por ella, agachándonos continuamente para esquivar las traviesas de hierro. Ahora bien, es preferible seguir el cauce saltando de roca en roca en medio de adelfares cada vez más densos, observando los estratos verticales con sus miles de micropliegues. Estas capas se continúan en el cerro al otro lado del cauce.

Cuando llegamos a una pequeña cascada-rápido que vierte su agua en una pequeña poza, debemos desviarnos un poco a la izquierda y encaramarnos a dos rocas no muy altas para continuar por ese lugar el camino y luego cruzar la corriente de agua.

En este lugar nos encontraremos con una pequeña alameda con olmos e incluso algunos nogales. Es una buena zona para llevarse una tienda de campaña y pasar allí alguna noche.

Si tomamos un pequeño camino que sube el curso del río por el lado izquierdo, nos encontraremos con los restos de una antiguo molino, se puede apreciar una acequia que termina en un pozo excavado en la roca por donde el agua se precipitaba hasta el molino.

Seguimos hasta encontrarnos con los dos tubos metálicos, los pasamos y avanzamos por un camino no muy ancho que en un momento determinado se convierte en un pequeño puente con sitio suficiente para poner un pie detrás de otro apoyándonos con las manos en la pared rocosa vertical que queda a la izquierda, a la derecha el río avanza entre las rocas, adelfas y enormes zarzales peligrosos para quien se caiga en ellos.

Un poquito más adelante aparecerá un pequeño ensanche y una galería de no más de 50 mts. excavada a pico en la roca caliza y repleta de basuras de excursionista-marrano. ¿Qué mineral buscaban aquí? ¿Era mucho más profunda, se derrumbó y sólo queda la entrada?

La excursión llega ahora a uno de los sitios más espectaculares, después de haber pasado la pequeña fuente pozo, dentro de una caseta, que aún tiene un pequeño caño por el que sale un agua que no es nada recomendable beber, nos encontramos con que el agua labra en la roca unas enormes marmitas de gigante con los remolinos que los rápidos provocan en el curso del río. Cruzamos al otro lado del río, nos encontramos con que el suelo rocoso y plano tiene una suave pendiente hasta el curso del agua, generalmente está lleno de cristales rotos de botellones de los mismos excursionistas-basura que ensuciaron la galería que antes mencionamos; y al fondo,… entre dos enormes rocas…, una cascada de unos 4 metros de altura vierte el caudal de agua en una pequeña laguna. No tengas miedo, un bañito no le hace mal a nadie, procura no tragar mucha agua y no tendrás ningún problema.

Descansa, toma algo de fruta, relájate pues te hará falta para afrontar la subida por la escarpada pared, en la que hay trazada un pequeño sendero hasta llegar a La Cueva de la Paloma. La zona de caliza es muy segura pues el calzado se agarra perfectamente, ahora bien, la subida por los materiales disgregados que eran la ganga no aprovechable de la mina (de un color rojizo intenso) es bastante penosa y peligrosa. Aprovecha las pocas rocas peladas y la vegetación para agarrarte a ella.

Llegamos a la explanada de entrada a La Cueva de la Paloma.Otra vez puedes descansar, observa la bonita vista que te ofrece este elevado puesto de observación, asómate a la entrada de la cueva y ¡¡¡PELIGRO!!! está medio derruida y continuan cayendo trozos de la bóveda superior. Confórmate con lo que puedas ver en la entrada y sal otra vez fuera para continuar subiendo hasta un pequeño collado a un lado de la pared vertical que limitaba el castillo de Tíjola la Vieja situada al frente.

Desde allí podrás ver el pueblo, gran parte del valle del Almanzora, la nueva carretera que sube a Bayarque y,… un muro exterior de lo que sería la fortaleza en el que se puede apreciar un cañonazo (las armas también dejan huellas)

Subimos y observamos que Tíjola la Vieja se extiende sobre cuatro alturas que dominan el Valle del Almanzora, la segunda de estas alturas (mirando hacia Serón, que se ve perfectamente) está ocupada por una pequeña fortaleza casi desaparecida (Lam.Ia), queda la cisterna y dos torres macizas de tabiya. Se apoya en ellas un largo recinto del que subsisten la base de piedra rodeando una tercera prominancia sobre la que se extendía la aglomeración de Tíjola (Lam.Ib). El acceso se haría por la extremidad sur del conjunto. En el interior los abancalamientos muestran algunos muros antiguos y otra gran cisterna se conserva en la cima, muy próxima a la temible pared vertical desde la que podremos observar todo el paraje con el río Bacares al fondo.

Al pie de la cuarta altura, se encuentran horadados siete silos de alrededor de 170 metros de diámetro, en los que crecen sendas higueras y que podrían haber servido como silos o mazmorras para la mano de obra forzosa que trabajaba en la mina. Próximos a los silos se extendían la maqbara (cementerio) que ocupa la cima de varias colinas colindantes.

Descendemos por el acceso sur, intermedio entre la segunda y tercera altura. Podremos observar que un gran cúmulo de rocas se ha derrumbado sobre la pequeña meseta protegida, avanzamos por ella, miramos al frente y vemos el bonito pinar de Bayarque, e incluso la cascada queda a lo lejos como si fuese un pequeño hilito de agua.

Llegaremos a la parte superior del Salto del Caballo donde, según la leyenda, un morisco acorralada prefirió arrojarse con su montura al vacío antes que caer preso, ¡cuántas referencias cinematográficas! Es una bonita escena holliwoodense.

Deberemos fijarnos dónde ponemos los pies si no queremos protagonizar otra escena parecida pero sin heroicidad ninguna.

Es aquí donde seremos conscientes de la inmensa altura de estas paredes verticales, el molino, la acequia quedan abajo con un tamaño ridículo, los pájaros vuelan por debajo de nosotros.

El sendero nos llevará de vuelta a la carretera de Bayarque pasando por el antiguo vertedero y cerca de una perrera ilegal que asemeja un campo de concentración canino.

Al llegar al pueblo nos daremos cuenta de lo cerca que queda del pueblo un sitio tan especial para todos nosotros. Debemos hacer esta excursión con frecuencia, llevar allí amigos nuestros y entre todos intentar que este recorrido se recupere, arregle, mejore, porque de seguir como está ahora mismo, de aquí a un tiempo será intransitable.

Para terminar con nuestra visita, aquellos que se atrevan, nos sumergiremos en la piscina natura, conocida como la Balsa de Cela, que data de la época romana, que actualmente está perfectamente acondicionada, y disfrutar de sus jardines y de un plácido baño relajante.  Es un manantial de aguas termales situado a 3,5 km de Tíjola en dirección norte, y que sirve de límite con el municipio de Lúcar, y a una altitud sobre el nivel del mar de 720 metros.

lucar balsa de cela

Las aguas emergen de manera natural con un caudal constante de 42 litros por segundo y una temperatura que se mantiene en las distintas épocas del año entre 22 y 24 grados centígrados. Estas aguas tienen propiedades medicinales para distintos tipos de enfermedades.

El embalse con forma de piscina formado en el nacimiento es conocido con el nombre Balsa de Cela, y se divide por la mitad por el límite entre los municipios de Tíjola y Lúcar. Tiene unas dimensiones de 50 x 50 metros y una profundidad que va desde los 50 centímetros a los 2 metros.

La Fuente de Cela riega una rica vega y sus aguas se reparten entre los municipios de Tíjola, Lúcar, y Armuña. Tradicionalmente ha servido de abrevadero de ganado.

La Fuente de Cela es y ha sido el lugar preferido para el baño por los habitantes de Tíjola y la comarca, y se ha convertido en un punto importante de confluencia turística durante los meses de verano.

Creo que podemos pasar un día relajante para disfrutar un poco de los paraísos interiores que tiene Almería en cualquier época del año.

Esta es otra de las propuestas que les puedo ofrecer como guía turístico. Pueden  pedirme que les cotice mi  trabajo a través de la pestaña de contactos o enviando un  correo electrónico pinchando aquí. Trabajo tanto para agencias de viajes como para grupos de particulares (grupos VIP)

Recordar que muchos de los recursos a visitar se catalogan como Bienes de Interés Cultural, por lo que sólo deben ser explicados por un guía Oficial, cualquier persona que intente explicarlos sin su correspondiente acreditación puede ser sancionado por ello.

Nota:

Toda la información aquí existente, así como fotos han sido obtenidos de las páginas públicas y de libre distribución: Wikipedia, Turismo de Andalucía, páginas de los diferentes ayuntamientos, así como otras páginas de promoción turística. Los vídeos se han compartido los enlaces directamente de las páginas públicas de Youtube.

 

Anuncios

Acerca de José Antonio Alías

José Antonio Alías Guía Turístico Oficial de Andalucía con el número 1249 y Guía Turístico Oficial de Canarias con el número 3478, por lo que puede realizar su trabajo en todo el territorio Nacional. Actualmente realiza sus servicios de guía, los fines de semana y días de fiesta en: Toda la provincia de Almería, con visitas guiadas a cualquier pueblo de la provincia. Así como participa en excursiones y circuitos para cualquier parte del territorio Nacional. Ha participado entre otras en las siguientes excursiones: Nacimiento del río Mundo, con visitas entre otras a las localidades de Letur, Aýna, Riópar. (Albacete) Santuario de la virgen del Saliente, con visita Albox. (Almería) Alpujarra (Lanjarón, Pampaneria y Capileria) y ciudad de Granada. Alpujarra Almeriense. (Almería) Desierto de Tabernas. (Almería) Parque Natural Cabo de Gata Níjar, con visitas a las localidades de Níjar, San José, Las Negras, Huebro. (Almería) Sorbas y Uleila de Campo. (Almería) Parque Natural de los Vélez, con visitas a Vélez Rubio, María, Vélez Blanco. (Almería) Levante Almeriense. (Mojácar, Cuevas del Almanzora y Vera) Santuario de la Virgen de la Cabeza, con visita a la localidad de Andújar…… (Jaén) Granada, con visita a la Alhambra, Catedral, y sierra Nevada. (Granada) Lorca, (Murcia) Águilas (Murcia) Ciudad de Murcia. Tiene también rutas mineras de carácter senderista. Donde explica el patrimonio histórico y natural de la zona por la que se realiza el sendero. Ejemplo: Barranco Jaroso-Máquina de Vapor, pico Tenerife. (Cuevas del Almanzora, Almería) Ha tenido el gran honor de actuar como guía acompañante en los algunos circuitos como: Destino Madrid, (Con Visita Catedral Almudena, Palacio Real, Museo del Padro, Museo Reina Sofía). Con extensión visita a los Reales Sitios de Aranjuez. Burgos, con visita a una bodega de vino. Pueblos Blancos de Andalucía, provincia de Cádiz. Andalucía (Granada, Málaga, Sevilla, Cádiz) Andalucía (Granada, Jaén, Córdoba, Sevilla) Andalucia Costa del Sol (Malaga, Marbella, Fuengilora, Frigiliana.....) Poco a poco va realizando más servicios de guía y muchas otras actividades.
Esta entrada fue publicada en TÍJOLA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.